Este domingo 4 de abril a las 11:00 AM, en el estadio Germán Becker, se dará el estreno de Club Deportes Temuco en el Campeonato 2021 de la Primera B nacional, donde el club de la novena región comenzará su lucha por el anhelado ascenso a la división de honor del fútbol criollo. Pero mucho antes, cinco meses para ser exactos, el 4 de noviembre del 2020, Deportes Temuco le ganaba de local por 2 – 1 a Puerto Montt, el mismo día que Luis Landeros volvía al Club, esta vez para asumir el cargo de Gerente Deportivo, y declarando que llegaba para ser campeón.

En su paso como entrenador del primer equipo, Luis Landeros fue campeón con Club Deportes Temuco en el campeonato de la Primera B 2015/16, y hoy busca rememorar esa hazaña. Desde su rol gerencial fue invitado al programa virtual “Diálogos Ciudadanos”, conducido por Hans van der Molen, colaborador del Club, y actual candidato a concejal por la comuna de Temuco, donde habló de cómo se estructura el Club en estos momentos, y sobre el trabajo con los juveniles.

Sobre este último tema Luis Landeros comenta que “hoy tenemos como club, la posibilidad y fortuna de tener una estructura bastante amplia en cuanto al proceso de fútbol formativo y de series menores. Tenemos a disposición de los chicos un paño de pasto sintético, un segundo lugar que da la estructura de una cancha y cuarto o una cancha y media aproximadamente, en cuanto a espacio para poder trabajar. Después los chicos tienen gimnasio y camarines, básicamente, las condiciones y las comodidades para poder trabajar de buena manera, si hablamos de estructura física. Después tenemos una estructura institucional, que está compuesta por un jefe técnico, por un jefe área física, por profesores por categorías, varios de ellos ex futbolistas, y otros que son profesores de educación física y profesores de INAF. Por lo tanto, tenemos una estructura orientada a la formación”, comentó Landeros.

El funcionamiento de la Escuela Deportiva y las Divisiones Inferiores, son los principales afectados del Club. Landeros explica que “en el contexto actual está bastante parado, está suspendido por este tema de la pandemia, por el tema de los espacios, las cuarentenas, temas de seguridad, hoy día ambas instancias están suspendidas. Nuestros profes de series menores están en pausa. Misma cosa con los profes de escuela”, explicó Landeros.

Para el actual Gerente Deportivo, los objetivos de las series menores son una prioridad, un trabajo que considera, va más allá de lo deportivo, declarando que “nosotros tenemos una misión como Club, que es entregar herramientas por las cuales podamos generar un mejor niño a partir del deporte. Tener un proceso formativo que está envuelto en un proceso de orden social. Que disfruten el juego, que a partir del juego compartan valores propios de la actividad, que son; el saber competir, aprender a perder, buscar ganar, ser respetuoso y poder ser honesto en la competencia”, declaró Landeros.

Por su parte, Hans van der Molen elogió que los objetivos del proceso formativo del Club Deportes Temuco sean, principalmente, de carácter social, comentando que “sin duda para los niños y niñas de nuestra comuna, adquirir este tipo de herramientas en la etapa formativa, van bien de la mano en un futuro adulto más responsable de sus actos, ayuda en la tolerancia a la frustración y en el respeto con nuestro entorno. Enseñanzas que el deporte, y no sólo el fútbol, te entregan y quedan para siempre. El municipio tiene la enorme tarea de transformar todos los espacios deportivos en principales focos de formación social y ciudadana, para una mejor sociedad”, comentó Hans van der Molen.

Finalizando, Luis Landeros sintetiza los valores fundamentales que se deben trabajar, a modo personal, para tener un proceso formativo exitoso, estos son “el espíritu de identidad, el espíritu social, el espíritu deportivo, y el espíritu de competencia, que permite que uno vaya pasando a la siguiente etapa. Esos son los valores que buscamos, para que los chicos puedan crecer en la etapa siguiente” sintetizó Landeros.

Puedes ver la entrevista completa, aquí