INICIOS

El año 2007 Club Deportes Temuco desciende desde la Primera B a la Segunda División Profesional, y con ello se termina el financiamiento del Club a la Escuela de Fútbol Albiverde, entre la sub-8 y sub-12. Un año más tarde se reúnen los jugadores, técnicos, colaboradores, junto a hinchas del Club y autogestión, para crear una entidad sin fines de lucro, con el desafío de que niños de entre 6 a 13 años de edad vistieran la camiseta del “pije”. Jugaron dos campeonatos en Argentina, el Bariloche Cup y el Buenos Aires Cup, y salieron campeones de “La Serena Cup”. Además, jugaron más de 200 niños en sus filas, 2 de ellos son titulares en el actual plantel de honor 2021.

Delegación Escuela Albiverde en Buenos Aires (ARG).

Rodrigo Obreque, entrenador de aquel equipo, cuenta que “nosotros trabajamos en Campos Deportivos cuando se inició, y no se ganaba nada, yo no recibía un sueldo porque no estábamos bajo el alero del Club. En Deportes Temuco nos permitieron ocupar el nombre y escudo, pero desapareció la Escuela de Fútbol. Y entonces, cómo teníamos muchos niños, los mismos papas nos pidieron que siguiéramos trabajando, entre ellos están dos titulares del primer equipo actual: El mediocampista Sebastián Díaz y el lateral izquierdo Yerko Aguila”, cuenta el profe Obreque.

Sebastián Díaz es actual volante en Deportes Temuco y fue seleccionado nacional sub-17 y sub-20, y sobre sus inicios describe que, “a los doce años llegué a la Escuela Albiverde, con mi amigo Franco “el negro” Moreno, allá en Villa Los Ríos. Nos íbamos solos, éramos de la misma población, Pedro de Valdivia, nos íbamos en la micro 3, y en el centro tomábamos otra micro, la 9 o la 6, que nos dejaba allá. Entrenábamos los martes y jueves, y jugábamos los fines de semana”, describió Díaz.

CAMPEONATOS

Campeones en La Serene CUP.

La Escuela tuvo un gran desafío, a 1150 KM de distancia, Obreque cuenta que “fuimos a jugar “La Serena Cup”, un campeonato que se hace a nivel nacional y es súper conocido, la categoría que yo dirigía salió campeona. El Diario Austral nos hizo un seguimiento, y prácticamente todos los días salían los niños en el diario, y después ya eran portada. Desde ahí se empezó a hacer famosa la Escuela Albiverde, y empezaron a preguntar dónde trabajábamos, dónde entrenábamos y en qué horario. Se hizo muy grande, llegamos a tener 200 y tantos niños”, comentó  

Sebastián Díaz también gritó campeón en la cuarta región, narrando que “´La Serena Cup´ fue una bonita experiencia, teníamos un muy buen equipo. Fue un viaje muy difícil. Habíamos muchos que no teníamos el dinero para poder viajar, algunos apoderados nos ayudaron para poder viajar. El profe Rodrigo Obreque siempre nos decía: “si ganan vamos a ir a la playa”. Ganamos casi todos los partidos, salimos campeones e íbamos siempre a la playa. De regreso a Temuco nos quedamos una noche “en pana” a la salida de La Serena, pero fue una experiencia bonita” narró Díaz.

Sub10, con Boca Juniors, Buenos Aires CUP (ARG).

Pero la Escuela Albiverde también sumó en tierras trasandinas, yendo como encargado de delegación su vicepresidente Hans van der Molen, quien comenta que “con mucho esfuerzo de las familias, y de la organización, en julio de 2012 fuimos a la Buenos Aires Cup, jugamos contra Boca Juniors, River Plate, Racing, fue una hermosa experiencia. Al año siguiente, en la semana santa de 2013, fuimos a la Bariloche Cup, salimos terceros de un total de 16 equipos de Sudamérica”, comentó Hans van der Molen.

VALORES

La Escuela Albiverde buscaba ser más que una escuela de fútbol, el objetivo principal era diametralmente distinto. Lograr contribuir en la formación valórica de niños a través de la práctica deportiva. Rodrigo Obreque menciona que, “Yerko Aguila y Sebastián Díaz son testimonio de eso. Ambos son referentes de que ¡sí, se puede!, en base a trabajo, perseverancia y sacrificio. Hay que dejar muchas cosas de lado, y ellos lo hicieron. Ahora son referentes de los niños y del Club, son los que llevan el estandarte”, mencionó Obreque.

Sebastián Díaz rememora que “los profes nos inculcaban el estudio, valorar las cosas, muchas cosas buenas. No era solamente ser jugador. Siempre me acuerdo, me quedó grabado esto, el profe Obreque tenía un ´Charade´ (Daihatsu), y llegó en su autito y todos se rieron. Y el profe nos dice: ‘¿por qué se ríen?, uno siempre tiene que valorar lo que uno tiene´. Y me quedó muy grabado hasta el día de hoy, hay que valorar las cosas más allá de lo que uno tenga, esa es una de las cosas que me dejó la Escuela. Y muchas cosas más”, rememoró Díaz.

Palmarés obtenidos por la Escuela Albiverde

Los apoderados siempre estuvieron presentes, hasta que lograron el sueño de volver a Deportes Temuco, Hans van der Molen recuerda que “en la ´Cancha el Bajo´ escuchamos por el altavoz de mi auto a Milton Flores, dándonos la noticia que la Escuela Albiverde volvía al Club, todos nos abrazamos y celebramos. Al club le habíamos presentado la estructura orgánica que desarrollamos, y les transmitimos el sentimiento de familias y niños que soñaban con seguir vistiendo la camiseta albiverde. Siempre decíamos “nadie se queda fuera”, y así fue, todos los niños, familias y profesores, pasamos a formar parte del Club Deportes Temuco. Nos recibieron en el complejo M11 la tarde del 22 de enero de 2014, les hicieron un pabellón de honor a los niños, quienes donaron sus trofeos al Club”, recordó van der Molen.

El renacimiento de la Escuela Albiverde fue una de las primeras gestiones del actual presidente del Club, Marcelo Salas. Hoy Hans van der Molen está en carrera por ser parte del Concejo Municipal de Temuco, Rodrigo Obreque es actual entrenador en la Escuela de Fútbol Joven en Club Deportes Temuco, y Sebastián Díaz ocupa el número “4” en la espalda, cuando juega de volante en el primer equipo de Club Deportes Temuco.

Escuela Albiverde es recibida en el Complejo M11
Parte de la Directiva de la Escuela Albiverde